¿Nos relajamos?

Relajación

         Todos los días tenemos muchas cosas que hacer y nos levantamos conocedores de que se nos va a pedir hacerlas todas y bien. Todas son importantes y necesarias y no podemos posponer ninguna….

Así día tras día, hasta que llega un momento en que nuestro cuerpo se queja y con razón y desde entonces ya no podemos dormir bien, no disfrutamos de la comida, estamos más irritables, cansados, apáticos pero sobre todo, ya no sabemos como parar ese ritmo de vida y lo que es peor, si lo conseguimos parar, no descansamos.

Cuando esto nos sucede, todavía nos encontramos peor, porque intentamos recuperarnos pero no lo conseguimos.

Muchas veces es conveniente, ante estas dificultades, conocer una buena estrategia para poder conseguir que tu cuerpo se vaya calmando y así pueda descansar.

Una forma de conseguirlo es la relajación.

 

Conseguir relajarse resulta beneficioso para todas las personas tanto física como psicológicamente. Estos beneficios se obtienen después de un aprendizaje en el que aprendemos a conocer las sensaciones de nuestro cuerpo y a manejarlas.

Este entrenamiento consiste en ir parte por parte del cuerpo, centrándonos en las sensaciones que percibimos, memorizando sensaciones y aprendiendo a diferenciar tensión y relajación, de forma que aprendamos a identificarlas y manejarlas en nuestra vida cotidiana.

Este conocimiento nos va a permitir no llegar nunca a niveles muy altos de ansiedad, puesto que diariamente vamos consiguiendo bajar este nivel. Y si de todas formas, algún día este nivel se nos dispara por algún acontecimiento, seremos capaces de manejarlo y reducirlo lo antes posible.

Así pues la relajación, es una estrategia de equilibrio emocional necesaria que nos permite:

  1. Afrontar mejor los problemas cotidianos.
  2. Cuidar nuestro organismo haciéndole pasar lo menos posible por situaciones de descontrol.
  3. Prevenir futuros problemas físicos, producidos en su mayor parte por stress : úlceras, lesiones en la espalda, jaquecas, dolores de cabeza, problemas digestivos…
  4. Mejorar las relaciones personales y laborales al tener menos enfrentamientos y llevar mejor las diferencias cotidianas.
  5. Nos hace disfrutar de sensaciones de bienestar.
  6. Mejora el funcionamiento general de nuestro organismo.
  7. Nos ayuda a tomar decisiones más acertadas.
  8. Nos facilita una mejor comunicación.
  9. Nos permite disfrutar más de lo bueno que tenemos en nuestra vida.
  10. Mejora nuestro rendimiento.

 

Los psicólogos la utilizamos como una estrategia que al unirlas con las específicas psicológicas hacen un paquete de tratamiento eficaz para tratar muchos y diferentes problemas emocionales.

Aprender a relajarse es una oportunidad para mejorar su calidad de vida”    

 

Ana Barrios Arocas

Psicóloga clínica

NCol 09589

Deja tu comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Facebook
Instagram